Empresas que fabrican camaras fotograficas

Empresas que fabrican camaras fotograficas
400 años A.C., ... ...algunos matemáticos y filósofos griegos como Euclides de Megara, Empedocles o Claudio Ptolomeo pensaban que el ser humano podía ver porque nuestro ojo emitía rayos ópticos que captaban los objetos. Por el contrario, Demócrito, Aristóteles Epicúreo y Lucrecio pensaban que sucedía lo contrario: los objetos emitían luz, que captaba el ojo humano. El padre del método científico, el persa Alhacén o Alhazen (965-1040), cerraría definitivamente esta disputa demostrando, con la primera cámara oscura de la historia, que el sol emite luz y los objetos la reflejan, permitiendo que el ojo humano capte esa luz. Las primeras cámaras oscuras eran del tamaño de una habitación (de ahí su nombre de cámara). Eran cajas cúbicas de madera con un diminuto agujero en una cara y un lienzo blanco en la parte interior de la cara opuesta. La luz del sol penetra por el agujero y proyecta una imagen invertida sobre el lienzo. A partir del siglo XVI, la cámara oscura fue modernizada, añadiendo lentes, obteniendo imágenes más brillantes y definidas. A partir de ese momento, los artistas de la época comenzaron a ayudarse de las cámaras oscuras para realizar sus bocetos y dibujos.

Si la cámara oscura puede proyectar una imagen sobre un lienzo, podríamos tomar una fotografía, si conseguimos un material que pueda fijar la imagen. Algo así debió pensar Nicéphore Niépce (1765-1833) que no paró de darle vueltas al tema hasta que por fin, en 1826, consiguió fijar una imagen utilizando una placa de peltre impregnada en betún de Judea. Esta primera imagen necesitó ocho horas de exposición, le llamó heliografía y se convirtió en la primera fotografía conocida: Vista desde la ventana. La heliografía también convirtió a Niépce en el primer fotógrafo de la historia y a su cámara oscura en la primera cámara estenopeica del mundo.

Las imágenes obtenidas por Niépce no ofrecian buena calidad, pero sobre todo se desvanecian rápidamente. Por ello, en 1829, Niépce se asoció con Louis Daguerre (1787-1851) para solucionar el problema. Niépce murió en 1833 y Daguerre quedó solo para mejorar el proceso, obteniendo su primera imagen en 1837. Esta primera imagen ya no se desvanecía y producía mejor calidad que las fotografías de Niépce. La patente del proceso, bautizado como daguerrotipo, fue vendida al Gobierno francés para su uso público el 19 agosto de 1839. Daguerre abandonó la experimentación, pero su daguerrotipo se convertiría en el primer método ampliamente utilizado en todo el mundo.

El mismo año que el daguerrotipo se hace público, aparecen los primeros intentos de iluminar artificalmente las imágenes. El daguerrotipo necesitaba de una exposición larga, lo que limitaba la toma de imágenes a los días muy soleados. En interiores, el sujeto a fotografiar debía permanecer inmóvil durante unos minutos o, ...hasta media hora. El óxido de Calcio, conocido popularmente como cal, es utilizado para estos menesteres, pero presenta algunos inconvenientes. El óxido de calcio, en forma de bloques sólidos, debe ser calentado con una llama, alimentada con una correcta proporción entre oxígeno y nitrógeno. En estas condiciones, el óxido de calcio produce una luz muy brillante (limelight), tan brillante que resulta muy molesta para los sujetos a fotografiar. Además necesita de un operario que controle en todo momento la proporción de oxígeno e hidrógeno, girar el bloque de cal y evitar que el bloque de cal se humedezca, porque en esta caso prende y se convierte en una bola de fuego. Más de un accidente ocurrió por tener los tanques de oxígeno e hidrógeno en casas de madera. Finalmente, la cal no emite mucha luz azul, que era la que captaban principalmente las placas, así que los sujetos salían con la cara muy blanca. Así que el sistema quedó en unas cuantas pruebas, pero no terminó de calar en el mundo de la fotografía.

Se comercializan las primeras cámaras fotográficas Alexander S. Wolcott (1804-1844) comenzó a trabajar con John Johnson (1813-1871) con el daguerrotipo en cuanto la técnica se hizo pública. Los dos socios se dedicaron a tomar daguerrotipos para retratos y decidieron construir una cámara propia, diseñada especialmente para el estudio. El 8 de mayo de 1840, Wolcott recibió la primera patente americana (No. 1582) para una cámara fotográfica. La cámara carece de lente y dispone de un espejo en la parte opuesta al orificio circular. El espejo refleja la imagen hacia el orificio de la caja e impresiona el daguerrotipo, que queda sujeto junto al orificio por unos finos filamentos metálicos. Ya tenemos la primera reflex en el mercado. El daguerrotipo es de pequeño tamaño pero tiene la ventaja de que solo emplea 5 minutos en completarse, en vez de los 30 minutos habituales en ese momento. IZQUIERDA: cámara fabricada por Niépce para su primera fotográfía en 1826. Esta cámara se encuentra en el Musée Nicéphore Niépce, en Chalon-sur-Saône (Francia). DERECHA: primera cámara fabricada por Alexander Simon Wilcott en 1840. La cámara está expuesta en el Saco Museum de Maine (EStados Unidos) y hasta el momento es la única que se conserva completa.

La fotografía permitía obtener beneficios y, en consecuencia, la investigación en este campo parecía prometedora. William Henry Talbot (1800-1877); inventor, filósofo, botánico, matemático y ...político británico, desarrolló el "Talbotipo" en 1841, el primer proceso que permitía obtener un negativo. A partir de este negativo se podían obtener tantas copias de laimagen como se deseara.

La larga exposición necesaria para la fijación de la imagen seguía siendo un problema y aún se tardarían diez años en desarrollar un proceso que redujera esta fase. Sería Frederick Scott Archer quién, en 1851, inventó el proceso del "Colodión", que permitía obtener una exposición en solo dos o tres segundos. En aquel mismo año, Talbot dispara una cámara a 1/1000s inaugurando la fotografía de alta velocidad y la familia Lewis (William Lewis padre y hijo) comercializan la primera cámara de fuelle en EEUU.

Posiblemente sin intención precisa, las autoridades políticas de la época dieron un enorme impulso a la fotografía. Hay que tener en cuenta que a mediados del siglo XVIII, la fotografía no era considerada como un arte, sino como una técnica útil para reflejar la naturaleza. Sin embargo, desde que Napoleón III se dejara fotografiar por Disderi, en 1859, cientos de copias de la imagen son repartidas por todo el mundo. En 1860, la reina Victoria de Gran Bretaña es fotografiada por Mayal y Abraham Lincoln es inmortalizado por Matthew Brady. A partir de ese momento, toda la alta sociedad quiere su retrato.

En el mismo año de 1860, la técnica fotográfica da un paso importante, produciendo la primera fotografía en color permanente. Años atrás se habían producido algunas experiencias en este campo, pero no se conseguia fijar la imagen y se desvanecía poco tiempo después del revelado. Fue el físico escocés James Clerk Maxwell (1831-1879) quién logró fijar esta primera fotografía en color. Presentó su método aditivo en Londres, con la intención de demostrar que cualquier color podía obtenerse mezclando luces de los tres colores primarios (rojo, verde y azul) en diferentes proporciones. Probó la teoría haciendo pasar la luz a través de filtros coloreados combinados y proyectando el resultado en una pantalla. Fue el primer sistema aditivo aplicado a la fotografía en color y recibió el nombre de tricromía. La fotografía en color que realizó Maxwell necesitó tres fotografías sucesivas, cada una con su filtro de color correspondiente. Cada una de las tres imágenes se proyectaba sobre la misma pantalla con la luz del color del filtro que se había empleado para tomarla. La fotografía se llamó Tartan Ribbon y está considerada como la primera fotografía de color permanente. Ésta imagen todavía puede verse en la Universidad de Cambridge. El procedimiento tiene un fundamento científico, pero el experimento resultó por pura coincidencia, ya que la emulsión utilizada por Maxwell poseía una sensibilidad cromática insuficiente y en cualquier caso, esa línea de investigación no tendría continuidad.

IZQUIERDA: Primera cámara de fuelle (folding camera) construida por William Lewis senior y W. Lewis junior en 1851. Se cree que esta puede ser la primera cámara que introduce el fuelle, lo que permite modificar la longitud focal de la lente. Al menos parece que fue la primera en venderse en EEUU. DERECHA: Primera cámara panorámca construida por Thomas Sutton en 1861. Captar la belleza de paisajes idílicos era una tarea común entre los fotógrafos. Thomas Sutton patentó en 1861 la primera cámara panorámica, que disponía de un objetivo angular y una placa especial curvada para captar un ángulo de 140º de visión. Ese mismo año, el físico escocés James Clerk-Maxwell demuestra que los colores que observamos pueden crearse a partir de la combinación de tres colores primarios: rojo, verde y azul y produce la primera fotografía en color de la historia. Ya tenemos el origen del sistema RGB, que sigue vigente hoy día. Durante los diez años siguientes, fotógrafos, químicos y físicos no paran de publicar libros sobre las técnicas fotográficas y los usos de la fotografía en color que, en cualquier caso, resultaba aún muy cara para un uso amplio.

El problema de la escasez de luz en interiores se mantiene desde los comienzos de la fotografía, lo que obliga a utilizar velocidades de exposición muy largas, con el consiguiente riesgo de la imagen salga movida. Los experimentos con óxido de calcio (cal) no habían funcionado como se deseaba y durante treinta años la iluminación artificial no experimentó grandes cambios.

En 1862, Edward Sonstadt patentó un método para refinar el magnesio y comenzó a utilizarlo como combustble para producir luz artificial. El propio Sonstadt produjo rollos de alambre de magnesio para su uso en fotografía. La combustion del magnesio en forma de alambre presentaba también algunos problemas: en ocasiones no se quemaba todo el alambre y la tonalidad de la luz emitida variaba dependiendo de la humedad y la temperatura ambiente. La explosión del magnesio producía además mucho humo, así que ahora los sujetos no se quedaban ciegos (como con la cal), pero se axfisiaban.

Charles PiezziNo obstante, estos primeros experimentos abrieron la puerta a una nueva línea de investigación. En 1864, Sir Henry Enfield Roscoe (1833-1915) estableció la bases de la iluminación artificial utilizando magnesio en polvo. El experimentado fotógrafo Alfred Brothers (1826-1912) conocía a Roscoe porque ambos eran miembros de la Manchester Literary & Philosophical Society. También en 1864, Brothers utilizó el método de Roscoe para iluminar el primer retrato con luz artificial y poco después la minas de Blue Jones del condado de Derbyshare.

Interior de la cámara del faraón de la pirámide de Keops (Cheops) tomada en 1865 por Charles Piazzi Smyth. La esposa de Piazzi sujeta unas regletas colocadas alrededor del sarcófago. Imagen cortesía del National Media Museum. Science & Society Picture library.

Aún así, el problema de la variabilidad del color de la luz y el la emisión de humo no terminaba de resolverse. Charles Piazzi Smyth (1819-1900) modificó ligeramente el método, mezclando el magnesio con pólvora. Su método fue probado durante las investigaciones realizadas en la pirámide de Keops en 1865, fotografiando su interior. La mezcla de magnesio y pólvora no daría los resultados esperados pero fué suficiente en aquella ocasión y, sobre todo, sentaría las bases del definitivo flash de magnesio. Efectivamente, el magnesio necesitaba ser mezclado con algún otro elemento, pero la pólvora no era la mezcla idónea, entre otras cosas porque aquella mezcla se convertía en un potente explosivo.

Los avances tecnológicos continuan. Posiblemente en 1870 se produce la primera cámara de objetivos gemelos, conocida como Twin lens camera. En las cámaras de objetivos gemelos, las lentes están colocadas una encima de la otra. La inferior es la que toma la fotografía y la superior sirve para encuadrar y enfocar. Desgraciadamente no hay más información sobre esta cámara ni su constructor, y tendrán que pasar veinte años más hasta que se constata la existencia de las primeras cámaras de este tipo. En 1871, Richard Leach Maddox inventa la placa seca, una emulsión de gelatina y bromuro de plata sobre una placa de cristal. Este sistema permita tomar la imagen a 1/25s. En 1873, Hermann W. Vogel descubrió que la placa de colodión húmedo, sólo sensible al azul, podía hacerse más sensible al verde tratándola con algunos tintes de anilina. La fotografía en color experimenta así otro avance, produciendo la placa ortocromática, insensible al rojo y todavía muy sensible al azul. Aún así, la fotografía en color no podía ser utilizada ampliamente, debido a la complejidad del método y su elevado coste económico. Sin embargo, este segundo avance marcaría la línea de investigación a seguir en el futuro.

En 1876 surge una nueva rama de la física, denominada sensiometría cuando F. Hurter y V. C. Driffield comenzaron la evaluación sistemática de la sensibilidad de las emusiones fotográficas. Esto sería el origen de la producción, más adelante, de carretes con diferente sensibilidad (ISO/ASA) para diferentes funciones. En 1878, las placas secas ya se vendían en masa. En 1880, la firma R&J Beck fabrican en Londres la primera TLR de la que se tiene constancia. Se trata de una única unidad, fabricada a petición del señor Wirpple del observatorio de Kew. Aquel mismo año aparecería en escena un joven George Eastman, que revolucionaría el mundo de la fotografía.

Usted apriete el botón, nosotros hacemos el resto George Eastman había nacido en Waterville, Rochester (Estado de Nueva York), en 1854. El joven George tuvo una infancia dificil, considerando que su padre murió cuando él tenía ocho años. Para mantener a George en el colegio, su madre tuvo que dedicarse a cuidar ancianos. Por la mañana el joven George iba al colegio y por la tarde se dedicaba a realizar experimentos en la cocina. La ley de Murphy dice que cuando las cosas están mal siempre puede emperorar aún más. Su hermana mayor contrajo el polio y murió en 1870, cuando George contaba 16 años. Eastman tuvo que abandonar el colegio y se puso a trabajar en el mundo de la fotografía.

Con 26 años fundó su primera empresa "Eastman Dry Plate" en Rochester. En 1884 patentó el primer rollo de película de la historia y en 1888 puso a la venta su primera cámara, la Kodak Vista 100, diseñada especialmente para su rollo de película. El nombre Kodak tiene su propia historia. George Eastman quería un nombre corto, facil de pronunciar y que no puediera asociarse a algún otro producto. Se sabe que la letra K era la preferida de Eastman, de la que decía: "es fuerte, incisiva y corta de pronunciar". Según algunos autores el resto del nombre procede del sonido de su primera cámara o de la abreviatura Nodak (North Dakota) que era el estado de origen de David Houston, quién consiguió las patentes de varios rollos de película flexible, que luego vendió a Eastman.

Kodak Vista 100En una época en la que la fotografía necesitaba de ciertos conocimientos técnicos sobre la exposición y el revelado de las placas de cristal, la Kodak Vista 100 fue toda una revolución porque permitía tomar fotografías con solo apretar un botón. Del revelado y la nueva carga de película se encargaba Kodak. Ese fue el origen del famoso eslogan que acompañó la comercialización de la Kodak Vista 100: Usted apriete el botón, nosotros hacemos el resto (You press the button, we do the rest). Gracias al nuevo sistema Kodak, la fotografía se hizo muy popular y los ingresos de la compañía, multimillonarios.

Mientras la compañía de Eastman crece como la espuma, en Europa continua la investigación para obtener una lámpara de flash fiable. En 1887, Adolf Miethe (1862-1927) y Johannes Gaedicke mezclan el polvo de magnesio con clorato potásico y sulfito de antimonio. Esta mezcla ya no necesita una llama para encenderla, sino una chispa eléctrica que genera un dispositivo similar a una pistola. La luz emitida por la combustión de la mezcla era estable y se redujo la emisión de humo de forma considerable. La peligrosidad de la mezcla seguía siendo alta y los accidentes eran frecuentes. Según parece, incluso algunos fotógrafos murieron tras explotar la mezcla durante su preparación.

En 1893, el biólogo marino Louis Boutan ( 1859-1934) y su hermano Augusto fabrican la primera carcasa submarina para una cámara fotográfica "Detective", para placas de 9x12 pulgadas. Con aquella cámara toman la primera fotografía submarina de la historia, considerando que los intentos anteriores fracasaron. Boutan utilizó también dos lámparas de magnesio. La primera, ideada por un ingeniero amigo suyo, M. Chaufour, no tuvo éxito. Sin embargo, el segundo diseño, modificado por Boutan y su ayudante Jospeh David (1869-1922) y con ayuda del Laboratorio Arago (Banyuls), consiguió iluminar el fondo marino para aquellas primeras imágenes. Al margen de lo engorroso de ambas lámparas, la cuestión es que los diseños de Boutan se basaban en utilizar una campana de vidrio para proteger, tanto el magnesio, como la llama que originaba su combustión.

En el año 1900 la Eastman Kodak Company, ubicada en Rochester (Estado de New Yor), introdujo la Brownie, una pequeña y barata cámara de caja (solo 1$ la unidad), que utilizaba rollos de película de formato 117. La línea Brownie se vendería durante más de 70 años. Su estrategia siempre fue la misma, fabricar productos baratos para el público de masas, que a la larga, son los que más compran. Kodak se convertiría en el mayor holding del mundo de la fotografía, adquiriendo otras compañías y renovando permanentemente sus productos. (vea aquí la evolución completa de los productos Kodak)

Mientras Kodak comienza su aventura con la película flexible, en Francia, los hermanos Lumière comienzan la venta las placas Autochrome que habían patentado en 1903. Las placas de vidrio Autochrome, salieron al mercado en 1907, siendo el primer sistema de fotografía en color que fue comercializado, y el único disponible hasta 1935. Los hermanos Auguste y Louis Lumière idearon un sistema de rejilla, en la cual la placa era recubierta de minúsculos granos teñidos de fécula de patata. Las placas autocromas eran transparencias o diapositivas. En 1916, llega la competencia desde Alemania. La compañía Agfa saca al mercado sus Agfa-Farbenplatte o placas para fotografía en color.

Cuando el fuelle dominaba la Tierra

El problema de las cámaras de caja era su gran tamaño y el engorro que suponía ir tirando de la caja allá donde se quiera tomar la fotografía. Por esta razón, la fotografía era muy "estática", en el sentido de que las cámaras permanecían ancladas en los estudios de fotografía y raramente salían a la calle. Una cámara manejable podría ser adquirida por un público más amplio, lo que suponía un aumento considerable de las ventas. Los ingenieros de casi todos los fabricantes no cesaban en sus intentos de reducir el tamaño de las cámaras, pero reducir el tamaño suponía reducir el tamaño de la placa y, en consecuencia, reducir la calidad de la imagen. Las cámaras de caja llegaron a fabricarse divididas en dos bloques, de forma que uno de ellos podía encajarse en el otro, pero el sistema no dejaba de ser lento.

La otra posibilidad era que la cámara pudiese plegarse, de esta forma mantendría el formato de la placa. El problema es que debe existir una distancia determinada entre la placa (o la película) y la lente, para que el enfoque sea correcto. Entonces la cuestión era como plegar la cámara y conseguir que cuando se despliegue, se conserve la distancia entre el plano de la película y la lente. La solución era el fuelle. Un fuelle construido en piel, que uniría la caja donde que contiene la película fotográfica y la placa que alberga el objetivo. Sir Thomas Blair desarrolló una de las primeras cámaras de fuelle a finales del siglo XIX, la Lucidograph, que saldría a la venta en 1884.

La Lucidograph mantenía aún el diseño de caja de madera tradicional y así se matendría en los primeros modelos de fuelle pero rápidamente aprecería la primera cámara de aluminio. Se trataba de la primera Linhof, construida en 1889 por Valentin Linhof, basada en el diseño del ingeniero alemán Joseph Barth. Esta cámara se produce en dos versiones: para places de 9x12 cm y para rollo de película. En 1892, el mismo Linhof patenta el primer obturador que se incorpora a un objetivo. Al diseño metálico de las Linhof le seguirían, en 1894, las Ango, de Anschütz und Goerz (Alemania) y la Kodak Folding Pocket (1897), que avanza en el diseño, reduciendo el tamaño de la cámara y sustituyendo las aristas por bordes redondeados, más agradables y fáciles de asir.

En aquellos años, la Folmer & Schwing Mfg. Co. dieron un giro de 180º a su carrera y pasaron de fabricar lámparas de techo a vender bicicletas en 1896. Irrumpió entonces una curiosa moda consistente en llevar las cámaras fotográficas en la bicicleta, así que los fabricantes de bicicletas y los de cámaras fabricaron todo tipo de accesorios para facilitar el transporte de las cámaras. De hecho, muchas de aquellas cámaras fueron denominadas Cycle cameras, indicando su adaptación a la bicicleta.

Graflex Speed Graphic Annyversary (1940). Esta cámara fue diseñada para ser utilizada por los reporteros de guerra y por ello solo se vendía en color negro.

Fue así como Folmer & Schwing tomaron contacto con el mundo de la fotografía. Al igual que otros establecimientos del ramo, la compañía comenzo a vender cámaras fotográficas, adaptadas a las bicicletas. La primera de estas cámaras fue una Cycle Graphic camera de 4x5 pulgadas, fabricada probablemente por Scovill & Adams.

Sin embargo, Folmer, que era inventor, pensó en fabricar una cámara propia en vez de vender cámaras de otros fabricantes. No se tardaría mucho tiempo en producir la primera cámara F&S y en 1898 saldría a la venta la cámara que dominaría el mundo profesional durante los 50 años siguientes: la Graflex. El nombre Graflex deriva de Graphic (denominación de las cámaras de placas del momento) y reflex, porque aquella primera cámara y las siguientes llevaban espejo. De hecho, se trataba de cámaras reflex de un solo objetivo (SLR) aunque con un diseño diferente a las cámaras más conocidas de este segmento. Las Graflex pronto se harían muy populares y, especialmente a partir de la década de los 30, cuando se comercializan los primeros flash de bombilla.

En 1925, el austriaco Paul Vierkötter había desarrollado el primer flash de bombilla (flashbulb), basado en la idea de biólogo Louis Boutan de introducir el polvo de magnesio en una campana de cristal. El flash de Vierkötter era similar a la lámpara incandescente de Thomas Edison y de Joseph Swan, solo que contenía polvo de magnesio en su interior y una cantidad muy pequeña de oxígeno. El polvo de magnesio prendía con ayuda de una chispa eléctrica.

Sin embargo, Viertkötter no llegaría a patentar su invento y quién si lo hizo fue Johannes B. Ostermeier en 1929. El invento de Ostermeier consistía en introducir un papel ultrafino y arrugado de alumnio sobre el que se impregnaba el magnesio. La bombilla se encendía también con ayuda de una chispa eléctrica.

El mismo año de su patente, General Electric comercializó la bombilla en UK, bajo la marca Sashalite (en honor del fotógrafo Sasha -Alex Stewart-). En 1932, la bombilla de vendía en Alemania, con la marca Vacublitz. Poco tiempo después, Sylvania produciría bombillas en Estados Unidos. Por fin, la fotografía de prensa "veía la luz". Los flashes de bombilla evolucionarian de forma importante durante los años siguientes, así que las cámaras fotográficas fueron incorporando la sincronización de la velocidad del obturador con la duración del destello de la bombilla. También aparecerían bombillas para una velocidad estándar de obturación (1/60s) y bombillas para sincronización a alta velocidad (1/1000s).

La escasa iluminación de interiores ya no es un problema y los periódicos comienzan a ilustrar sus tiradas con decenas de fotografías. Las grandes cámaras de fuelle se convierten en press cameras, utilizadas por los reporteros de todo el mundo y en prácticamente todos los segmentos del periodismo: ecos de sociedad, conflictos bélicos o deportes.

Es en esta época cuando se pone de moda el uso de los teleobjetivos para los deportes. El teleobjetivo había sido patentado en 1891 por Thomas Rudolphus Dallmeyer (1859-1906), aunque las malas lenguas dicen que, en realidad, lo había desarrollado su padre, el condecorado John Henry Dallmeyer.

En las imágenes de arriba, tomadas a principios de los años 40, podemos observar los superteleobjetivos conocidos como Big Bertha montados sobre cámaras Graflex de 4x5 y 5x7 pulgadas. Obsérvese que el sistema de enfoque es una palanca lateral que mueve un grupo de lentes hacia adelante o atrás hasta conseguir el enfoque de la imagen. El nombre inglés Big Bertha procede de la "similitud" de este objetivo con el mortero alemán L/12 M-Gerät 14 Kurze Marine, utilizado durante la I guerra Mundial. Este mortero de asedio fue diseñado por el director de diseño de Industrias Krupp, Fritz Rausenberger, y por su predecesor, Director Dräger, quienes bautizaron el arma con el nombre de Dicke Bertha (Berta la gorda), por la rolliza Bertha Krupp, hija del magnate Alfred Krupp y heredera del imperio industrial de la familia. El inventor del Big Bertha fue Joseph A. Sprague (1898-1948) aunque algunos otros fabricantes produjeron objetivos similares, que recibieron el mismo apodo. El Universo paralelo

Las cámaras de fuelle eran más pequeñas y manejables que sus antecesoras de madera, pero aún así resultaban engorrosas para cubrir cierto tipo de trabajos, como la fotografía espontánea (candid photography) que apostaba por la sorpresa, de tal forma que capturaba escenas naturales, no preparadas. Para no advertir la presencia de la cámara, esta debía ser muy pequeña. Así, paralelamente al desarrollo del fuelle, obturadores más rápidos y emulsiones más sensibles para las placas, surge una línea de investigación que intenta minimizar el tamaño de las cámaras fotográficas al máximo posible.

Leica I modelo AEn Jena (Alemania), un joven ingeniero llamado Oskar Barnack tuvo una idea revolucionaria: fabricar una cámara fotográfica que utilizara rollo de película de 35mm. Barnack trabajaba para la prestigiosa Zeiss en 1905, probando la sensibilidad de los rollos que iban a ser utilizados para las películas de cine. Se le ocurrió entonces que si había cámaras de cine que utilizaban esos rollos, sería posible construir una cámara fotográfica que utilizara la misma película. Esta cámara sería muy pequeña y fácil de transportar, sobre todo para él, que padecía de asma y se ahogaba subiendo cuestas con las cámaras de placas.

Leica I mod. A, presentada en la Feria de Leipzig, en 1925. La primera Leica comercial.

Los rollos de película eran de 18x24mm y no ofrecían buena calidad de imagen para la fotografía. Decidió probar doblando el tamaño de la película hasta 24x36mm, adaptó su dispositivo de prueba de sensibilidades a este formato y diseñó así su primer prototipo de cámaras de 35mm, ...que se quedó en eso. Desgraciadamente, la dirección de Zeiss rechazó el proyecto, argumentando que un formato de 35 mm nunca podría rivalizar con las placas de la época. Decepcionado, en 1911 Barnack se marchó a Ernst Leiz, prestiogioso óptico alemán, que lo responsabilizó de la línea de microscopios de la firma. En Leitz, vuelve a proponer el mismo proyecto pero, a diferencia de Zeiss, Ernst Leitz II le anima a trabajar en su diseño. La Ur-Leica (1912) se convierte en la primera cámara 35mm de la historia. Sus buenos resultados propiciaron la construcción de 20 nuevas cámaras para experimentación denominadas Leica 0 (1924), que serían probadas por periodistas, técnicos y directivos de la firma. El precio de alguna de estas cámaras ha superado los 2.000.000 de euros en subastas públicas (vea este artículo).

ErmanoxEn aquel mismo año de 1924, la compañía Ernermann (Dresden) saca al mercado la Ernox, un modelo de fuelle para placas de 4.5x6cm. La cámara es muy pequeña y monta un objetivo Ernostar 85mm f/2 que le permite tomar imágenes en condiciones de baja luminosidad. En 1925, Ernermann saca al mercado la segunda versión de esta cámara, bajo la marca Ermanox, que ahora puede montar un Ernostar 85mm f/2 o un 85mm f/1.8. El famoso fotógrafo Erich Salomon utiliza esta cámara para obtener imágenes de personajes famosos en sus momentos más...relajados. Los sucesivos modelos Ermanox podrían utilizar placas de hasta 13x18 cm.

Ermanox 858 para placas de 4.5x6 cm. Imagen cortesía de Pacific Rim Camera.

En 1925, George Eastman dejaba la presidencia de Kodak y se presentaba la Leica I modelo A en el Mercado de la Feria de Primavera de Leipzig (Spring Trade Fair). Esta cámara montaba un objetivo Anastigmat 50mm f/3.5 fijo, obturador de cortinilla y visor telemétrico. Disponía de velocidades de obturación desde 1/25s hasta 1/500s. La película de 35 mm, con 36 exposiciones, avanzaba mediante un perno que enrollaba la película, al mismo tiempo que montaba el obturador. Cámaras pequeñas, ligeras, fiables, objetivos intercambiables, excelente calidad de imagen...el deseo de cualquier fotógrafo de la época. Las Leica (Leitz Cameras) gustan a muchos, excepto...por su elevado precio. Otros, más conservadores, mantienen la opinión de que un negativo de 2.4x3.6cm nunca será comparable a una placa de casi 13x18 cm (4x5 pulgadas), lo que aseguraba la continuidad de las Graflex o las Linhof.

Son tiempos de miniaturización. Paul Franke y Reinhold Heidecke (Franke & Heidecke) presentan su primera Rolleiflex en 1929, una cámara de formato 120, que no es tan pesada como los formatos de placa ni tan pequeña como el formato 35mm. Su fiabilidad, la calidad de sus objetivos Zeiss y el sencillo manejo de la cámara, convirtieron a las Rolleiflex en una seria alternativa al gran formato. Sus negativos de 6x6cm permiten grandes ampliaciones y su portabilidad supera claramente a las cámaras de placa.

RolleiflexNuevamente su elevado precio matendrá a las Rolleiflex relegadas a Europa, como las Leica, aunque ambas comienzan a hacerse un hueco en el mercado. Buena prueba de su éxito sería el hecho de que ambos diseños comienzaran a ser copiados por otros fabricantes.

Rolleiflex 2.8F. Model K7F4. Los modelos 2.8 son los más caros y valorados de la firma alemana, especialmente los que montan objetivos Zeiss Planar 80mm f/2.8.

Y es que las copias siempre han existido. Si un diseño funciona, podrá encontrar decenas de copias poco tiempo después. Suponemos que la compañía Zeiss debió propinarse algún que otro "tirón de pelos" cuando comenzaron a ver el éxito de las Leica, que ellos había rechazado años atrás. En 1932, la entonces Zeiss Ikon AG lanzó al mercado su Contax I, un diseño muy similar al Leica, que se convertiría en su principal rival durante las dos décadas siguientes. La Rolleiflex sería copiada en Europa y Japón, donde cientos de fabricantes sacarían al mercado sus Rollei "customizadas", especialmente Yashica y Olympus.

La industria fotográfica sigue ofreciendo nuevos avances y en el mismo 1932, la compañía alemana Agfa saca al mercado la primera película Agfacolor, que produce transparencias en color mediante un método aditivo. En 1933, Agfa produjo una película en 35mm solo para las Leica, que solo podían visualizarse con un proyector Leica con tres filtros de color. Finalmente, en 1936, la Agfacolor Neu aparece en el mercado. Se trata de una película para diapositivas en color, que puede utilizarse con cámaras de 35mm.

La Kodak Retina I también aparece en el mercado en 1936 y con ella un nuevo sistema de película, el carrete. Hasta el momento, los fotógrafos tienen que comprar rollos de película, que después cortan para enrollar dentro de la cámara. El carrete fotográfico es una carcasa que mantiene la película enrollada para 18 o 36 exposiciones. Una vez terminado el carrete, la Kodak Retina vuelve a enrollarlo facilmente para llevarlo a revelar. La carcasa protege a la película e impide que entre luz y pueda velarse. Con este sistema, la fotografía va a llegar al público de masas.

Ese mismo año, el general Francisco Franco llega a la conclusión de que la República española es insostenible y decide colaborar en el golpe de Estado que otro general, Emilio Mola, ha planeado minuciosamente. Aquel golpe de Estado falló el 18 de julio de 1936, originando la guerra civil española. Cientos de reporteros europeos llegan hasta España para cubrir el conflicto armado y es entonces cuando se descubre la verdadera utilidad de las cámaras en miniatura. Robert Capa y Gerda Taro llevan una Leica y una Rolleiflex, que les permiten moverse con agilidad por los frentes de batalla. Las imágenes obtenidas son la noticia y no importa si su calidad es comparable o no con las cámaras de placas. La cuestión es que las cámaras pequeñas son lo suficientemente robustas para soportar un trato duro y sus imágenes son suficientes para ser ampliadas como titular de un periódico o una revista.

La guerra civil española sería el primer conflicto bélico en el que las imágenes se toman en el frente de batalla o poco después de la misma, ofreciendo imágenes desgarradoras, como nunca antes se habían visto. Esta guerra marcó un punto de inflexión en el mundo de la fotografía profesional. Ahora, los reporteros de guerra ven en aquellas pequeñas cámaras una herramienta fiable para el campo de batalla.

Carretes originales de Agfa (1936) y Kodak (1938). En el carrete Agfacolor puede leerse: Nuevo Agfacolor, cartucho, para Leica, Contax y camaras similares. El carrete Kodak indica: para uso con cámaras Retina, Contax y Leica.

Por su parte, los documentalistas también sucumben ante los encantos de la Leica, muy apropiada para tomar imágenes espontáneas. Fotógrafos como Henry Cartier Bresson (1908-2004) nunca se separarían de su Leica, con la que documentaron medio mundo.

Aunque se denomine periodo de entreguerras al lapso de tiempo comprendido entre la primera y segunda guerra mundial, los humanos no paramos de batallar.

Un año después de comenzar la guerra civil en España, el 7 de julio de 1937 estalla la segunda guerra chino-japonesa, con un Japón decidido a invadir los territorios del norte y este de su vecina China. La revista Life envia a Robert Capa a cubrir la guerra en 1938, aunque Walter Bosshard ya lleva un tiempo trabajando en China para Life. Bosshard era el ídolo de Capa y había recibido varios carretes Kodak de una nueva serie denominada Kodachrome.

La película Kodachrome había aparecido en 1935 para cámaras de cine y en 1938 para cámaras fotográficas. Wilson Hicks, director ejecutivo de la revista Life, y Edward K. Thompson (editor de fotografías de Life) querían probar la nueva película de Kodak en el ámbito periodístico. Los resultados fueron impresionantes. Capa utilizó un carrete que le prestó Gosshard y el 19 de julio de 1938 tiró las 18 fotografías del carrete mostrando los efectos del bombardeo de Hankou. Sin embargo, son las fotografías de Gosshard las que se publican primero, en agosto de 1938. De las 18 fotografías de Capa, 4 fueron publicadas a doble página en octubre de 1938.

Así se estrenó la película Kodachrome, que a partir de ese momento, se convertiría en un referente de la fotografía en color en el mundo profesional. No obstante, la fotografía en color se mantendría como sistema marginal respecto a la fotografía en blanco y negro. Los líquidos de revelado eran más caros y su caducidad mucho más corta. En realidad, tendrían que pasar aún 30 años hasta que el color fuera popularizado y llegara al público de masas.

El 1 de abril de 1939, Radio Nacional de España emite el famoso comunicado que concluye diciendo "...la guerra ha terminado" pero el 1 de septiembre de aquel mismo año, Alemania invade Polonia y comienza la segunda guerra mundial. Los reporteros de guerra acudirían con sus tradicionales cámaras de placa. Sin embargo, con la experiencia de España, otros muchos irían provistos de cámaras de 35mm, buscando imágenes impactantes en los frentes de batalla. La película flexible, en formato medio o en 35mm cobraba cada vez mayor importancia y las cámaras telemétricas comienzan a ser populares en todo el mundo. Muchas de las imágenes de la II guerra mundial hubieran sido imposibles de tomar con una cámara de placas.

Robert Capa y George Rodger conversan en Nápoles (1943). Capa lleva su Contax II de costumbre. Rodger lleva una la Leica III (en el pecho) y una Rolleiflex (colgada en el hombro derecho).

En plena guerra mundial, el Dr. Edwin Herbert Land comienza a fabricar una sorprendente cámara fotográfica: la Polaroid, producida a partir de 1941. Construidas con materiales plásticos, las Polaroid eran cámaras grandes pero ligeras y ofrecían la posibilidad de ver la fotografía pocos minutos después de haberla tomado. Esta peculiaridad cayó bien entre el público que no requería de una gran calidad de imagen. Incluso serían utilizadas por el ejército y la Policía para ciertas tareas de campo o toma de fotografías para pasaportes y otras identificaciones. Polaroid se mantendría en el mercado hasta 2001 y superó la querella presentada contra Kodak, quién había utilizado, sin permiso, su patente para la fabricación de su gama instant. Land fabricaba gafas de sol polarizadas y se dedicó a diseñar una cámara fotográfica cuando su hija le preguntó porqué no se podía ver la foto después de hacerla. Ay! estos niños, siempre preguntando...

Victor Hasselblad no tuvo hijos, pero fue el propio gobierno sueco quién le pidió que fabricase una cámara fotográfica. Desde 1939 los aviones de reconocimiento alemanes sobrevolaban los países escandinavos. Algunos cayeron a tierra, quedando completamente destruidos. Sin embargo, a principios de 1940 uno de ellos fue encontrado intacto y el ejercito sueco se apoderó de la cámara aérea que llevaba el aparato. Victor, a sus 34 años, había ganado cierto renombre como experto en cámaras fotográficas, sobre todo después de haber trabajado con George Eastman. Gracias a su segunda vertiente, la de ornitólogo y fotógrafo de aves, Victor conocía las ventajas y los inconvenientes de las cámaras de la época y aún soñaba con fabricar una cámara con la que pudiera fotografiar animales y hacer grandes ampliaciones. Teniendo en cuenta, además, que la mayor cadena de tiendas de fotografía llevaba su nombre, era lógico que el gobierno sueco tocara a su puerta y le preguntara si él podría fabricar una cámara parecida a la del avión aleman siniestrado. Victor contestaría entonces con aquella famosa frase: "No, pero puedo hacer una cámara mejor". Y así, la cámara Hasselblad vería la luz en 1941.

La revolución SLR Las cámaras reflex son aquellas que tienen espejo y SLR (Single lens reflex) las que utilizan un solo objetivo (intercambiable o no). Recuerde que existen cámaras réflex con dos objetivos como las Rolleiflex. Antes de que la Unión Sovietica se dedicara a copiar modelos de cámaras alemanas, los rusos eran perfectamente capaces de diseñar sus propias cámaras. De hecho, la primera cámara reflex SLR de 35mm (de carrete) de la historia fue un prototipo ruso denominado Gelveta, diseñado entre 1934 y 1935. La cámara sería renombrada posteriormente como Cnopm (Deportiva) y su salida a la venta sería retrasada hasta el 7 de noviembre de 1937, para que coincidiera con la conmemoración de la revolución de octubre.

Kine ExaktaMientras los rusos esperaban los festejos de la revolución de octubre, la compañía Ihagee sacaba a la venta Kine Exakta (1936), que se convertía así en la primera cámara SLR de 35mm comercializada. Desgraciadamente, la II guerra mundial interrumpíria el curso normal de producción de las Exaktas e incluso, Johan Steenbergen, fundador de Ihagee, tendría que huir a Estados Unidos, perseguido por los nazis (ver historia de Exakta).

Kine Exakta (1936) versión 1. La primera SLR de 24x36mm, fabricada por Jhagee en Dresden (Alemania)

Aquellas primeras cámaras reflex presentaban algunas carencias que retrasarían su éxito en el mercado profesional. La tecnología de los espejos y las pantallas de enfoque ofrecían una imagen algo oscura. El espejo no es automático, es decir, permanece levantado hasta que no se carga el obturador, de forma que el visor queda oscuras cuando la cámara no está cargada. Finalmente, el diafragma tampoco es automático. Conforme lo vamos cerrando la imagen se vuelve cada vez más oscura, haciendo muy dificil o imposible el enfoque con condiciones de luz escasa. Era necesario enfocar con el diafragma abierto y después cerrarlo hasta el punto f deseado antes de tomar la fotografía. Aunque las cámaras reflex SLR de la época se vendían, lo cierto es que los modelos telemétricos (de visor independiente del objetivo), el formato medio y las placas copaban el mercado profesional y amateur.

Observar a través de un visor vertical no es nada cómodo. Sí se trata de inmortalizar una imagen de acción, es más sencillo seguir un objeto con un visor de pentaprisma como el que llevan las cámaras SLR actuales. Zeiss Ikon trabajaba en un modelo de pentaprisma desde finales de los años 30, pero el estallido de la II guerra mundial dejó aquel pentaprisma en proyecto, cuando el diseño estaba casi terminado. Después de la II guerra mundial, la factoría de Dresden, cuartel general de Zeiss, quedó bajo dominio soviético. Los rusos se apoderaron del material que se había salvado de los bombardeos aliados, entre el cual se hallaba un proyecto del pentaprisma. De esta forma, la Contax S, producida en la Alemania Oriental en 1949, se convirtió en una de las primeras cámaras SLR que incorporaba este dispositivo. Curiosamente, en 1949 se introdujeron dos cámaras más que montaban un pentaprisma. La Rectaflex, la única o una de las pocas marcas italianas conocidas, y la Alpa Prisma-Reflex, producida por Pignons S.A. en Suiza.

Zunow (1958)En 1952, Asahi Optical Co. Ltd. (conocida actualmente como Pentax) sacaría al mercado la primera cámara reflex japonesa, denominada Ashaiflex. La ingeniería japonesa produciría el primero de los tres avances clave que contribuirían al desarrollo definitivo de las cámaras reflex. En 1954, sale al mercado la Ashaiflex IIB, que incorpora el espejo con retorno automático por primera vez (ver historia de Pentax). El segundo empujón viene de la mano de la compañía KW (Kamera-Werke Niedersedlitz) ubicada en Dresde (Alemania Oriental en aquella época). La Praktica FX2 de 1956 y su gemela FX3 (producida para el mercado internacional) son las primeras cámaras que incorporan un diafragma semi-automático. Esto es que el diafragma se abre al mismo tiempo que se carga el obturador, permitiendo ver una imagen clara en la pantalla de enfoque. Sin embargo, el diafragma vuelve a cerrarse cuando se dispara el obturador.

Zunow (1958). Primer modelo SLR con diafragma automático. Cortesía de Richard Wheatley (www.ukcamera.com)

Aunque algunos modelos de 1957, como la Asahi Pentax o la Topcon R comienzan a incorporar algunas de estas innovaciones, el desarrollo definitivo viene de la mano de la poco conocida Zunow. Esta cámara japonesa incorpora visor intercambiable, espejo de retorno automático y diafragma totalmente automático. Este último sistema es que el que llevarían todas las cámaras posteriores. El diafragma del objetivo se abre cuando se acopla el objetivo aen la cámara y solo se cierra hasta el f seleccionado cuando se hace el disparo. Inmediatamente después, el diafragma se abre automáticamente para permitir una imagen brillante en el visor de la cámara.

Sin embargo, muy pocas unidades de la Zunow salieron al mercado debido a los problemas económicos del fabricante; lo que sin duda favoreció el rápido auge de la cámara SLR más famosa del siglo XX, la Nikon F de 1959. La Nikon F era un sistema modular que disponía de visores y pantallas de enfoque intercambiables. Los visores mostraban una cobertura del 100% de la imagen y las pantallas de enfoque habían sido diseñadas para labores técnicas tan diferentes como la macrofotografía, uso de teleobjetivos, arquitectura o medicina. La cámara disponía además de un botón de previsualización de la profundidad de campo, espejo auto-retornable, con sistema de bloqueo y un respaldo accesorio para 250 exposiciones. Las primeras Nikon F llevan un obturador de tela pero poco después montan un modelo de titanio, más robusto y fiable. Uno de los accesorios más apreciados por los profesionales sería su motor de arrastre que, ya en aquella época, alcanzaba una velocidad de 4 fotogramas por segundo. En el mismo año, Canon introdujo su propuesta profesional, la Canonflex, pero las carencias de esta cámara, en relación a la nikon F, hicieron fracasar este primer intento del fabricante japonés.

Durante los años 60, los obturadores de todas las cámaras son mecánicos y no necesitan pilas para funcionar. Los fotógrafos utilizaban exposímetros de mano, ya que las cámaras reflex no integraban este tipo de dispositivos. Sin embargo, los fabricates de cámaras comienzan a producir exposímetros de selenio, que pueden acoplarse al exterior de la cámara.

Nikon FEn la Photokina de 1960, Asahi Optical presentó un prototipo de cámara innovadora, la Pentax Spotmatic. Este modelo incorporaba un exposímetro integrado en el cuerpo de la cámara. Asahi dijo entonces que el exposímetro sería además puntual. ...Ahí quedó la cosa.

Nikon saca al mercado el visor Photomic F en abril de 1962, que integra un exposímetro de Sulfuro de Cadmio (CdS) más sesible a la luz y más preciso que el exposímetro de Selenio. El exposímetro del visor Photomic dispone de una lente independiente que recibe la luz del ambiente, permitiendo que el fotógrafo elija la combinación de velocidad de obturación y diafragma más apropiados para cada escena.

Nikon F (1959). Primer modelo SLR de Nippon Kogaku. Esta primera cámara monta un prisma estándar que carece de exposímetro (fotómetro) integrado.

La Minolta SR-7, de julio del mismo año (entonces el modelo top de la compañía), es la primera SLR que integra un exposímetro CdS en el cuerpo de la cámara. La compañía Tokyo Kogaku debía estar trabajando en el sistema de fotometría y un año más tarde, la Topcon RE Super se convierte en la primera cámara que incorpora un sistema de medición de luz TTL (Through The Lens). Asahi Optical (Pentax) seguía dándole vueltas al exposímetro puntual de la Spotmatic, que no parecía estable. Finalmente, la Spotmatic perdió su oportunidad de ser la primera SLR con exposímetro incorporado y salió a la venta en 1964, ...con medición ponderada al centro. En cualquier caso, con la integración de los exposímetros CdS, se hace necesario el uso de pilas botón. Las primeras pilas botón son de óxido de Mercurio y producen un voltaje estable de 1.35v.

El año 1962 fue muy prolífico en avances tecnológicos. En aquel año también apareció el obturador horizontal de cortinillas metálicas, que después llevarían todas las cámaras SLR hasta la aparición de los modelos digitales. Un inventor japonés independiente, de nombre desconocido, diseñó este famoso obturador, alrededor de 1957. El hombre intentaba vender la idea a varias compañías, aunque el diseño no estaba totalmente acabado. Mamiya se mostró interesada en el proyecto e investigó durante dos años en el desarrollo del obturador, pero no tuvo éxito. Presentó el diseño a la Copal Co. Ltd., que después daría su nombre al obturador. Copal, con apoyo financiero de Mamiya y Konica desarrollaron completamente el diseño y produjeron el primer obturador de láminas metálicas, al que se denominó Copal Square. Más tarde, Pentax (Asahi Kogaku) se unió a la alianza. En 1961, el Copal Square tipo I estaba completo. En esa época, Nippon Kogaku (Nikon) encargó a Mamiya la fabricación de la Nikkorex F, convirtiendo inesperadamente a esta cámara en la primera en montar el obturador Copal, en 1962. Copal fue un obturador de alta calidad y de precio muy inferior al obturador tipo Prontor, muy extendido en la época. Los fabricantes de cámaras fotográficas irían modificando el Copal Square para sustituir los obturadores de tela por estos nuevos de cortinillas.

Algunos fabricantes, como Topcon, Nikon y Canon diseñaron su gama profesional como un sistema modular. El cuerpo de la cámara era el mismo, con algunas variaciones estéticas. El visor, sin embargo, albergaba las actualizaciones que iba incorporando el fabricante u ofrecía diferentes diseños para usos especiales. Así, la Nikon F de 1959 salió al mercado con un visor sin exposímetro. En 1962 apareció el citado visor Photomic. Después se introducirían los visores Photomic T (1965) (no TTL) y Photomic Tn (1967), que montaba el primer exposímetro con medición ponderada al centro. El usuario podía disponer de un cuerpo Nikon F, que podía actualizar comprando los visores más modernos.

Olympus M-1 (1972), renombrada después como Olympus OM-1 tras su litigio con Leitz (Leica). La compañía alemana reclamó su patente por el uso de la letra M para nombrar a su gama de cámaras telemétricas

Las ventas de cámaras compactas se dispara. Argus y Kodak mantendrían su reinado en Estados Unidos, pero desde Japón llegan nuevos e innovadores modelos, que inundarán el mercado europeo y llegarán también a América. Yoshihisha Maitani inaugura la etapa dorada de las compactas con la Olympus Pen en 1959. La Yashica Lynx 1000 (1960) ya es capaz de disparar a 1/1000s y Canon alcanza un éxito histórico con su Canonet (1961).

Desde mediados de los años 50 y especialmente durante los 60, hacen furor las cámaras de medio formato (half frame cameras). Una cámara de medio formato (no confundir con formato medio) produce exposiciones de 18x24, es decir, la mitad de 36x24. En consecuencia, con un carrete de 36 exposiciones, se obtienen 72 imágenes. El obturador suele ser vertical, así que en la posición natural de la cámara, se obtienen fotografías verticales. Aunque las cámaras de medio formato surgen en los años 20, este formato se popularizará con la aparición de la Olympus Pen F de 1959. De hecho, este modelo fue el primer sistema profesional de Olympus, antes de producir la famosa serie OM.

Los años 70 proporcionarían los mayores avances tecnológicos y supondrían también los cambios más rápidos y drásticos en el mundo de la fotografía. Las películas fotográficas abarcaban un amplio abanico de sensibilidades (desde 6-6400 ASA). En el sector profesional, las grandes marcas ofrecen objetivos y accesorios suficientes para afrontar cualquier tipo de fotografía: retrato, naturaleza, prensa, arquitectura, medicina o fotografía submarina y publicitaria. Los motores de arrastre superan fácilmente las 5 fotografías por segundo (fps), alcanzando hasta 10 fps en los modelos High Speed. En los eventos deportivos ya nada escapa al objetivo de los fotógrafos. Los flashes de bombilla son sustituidos por modelos electrónicos con una operatividad mayor, al no ser necesario sustituir la bombilla tras cada disparo. Ahora tampoco las celebridades escapaban a las revistas de "ecos de sociedad". Aquel famoso eslogan de la Ermanox: What you can see you can photograph (lo que puedes ver, lo puedes fotografiar) cobra su máximo sentido.

Los avances en el campo de la electrónica permiten diseñar obturadores electrónicos que aportarán automatismos a la exposición. La exposición automática apareció por primera vez en la Super Kodak Six 20 de 1938, pero el elevado precio de la cámara no favoreció su éxito en el mercado. En 1964, La Topcon AUTO 100 (Beseler Topcon en USA) se convierte en la primera SLR con exposición automática AE TTL y un año después, la Konica Auto-reflex (Revue Auto-Reflex en Alemania) monta un sistema similar. Sin embargo, los automatismos comienzan a extenderse en los años 70, comenzando por la Nikkormat EL (1972) y la Canon EF (1973).

Surge también una nueva tendencia de miniaturización de los equipos reflex. La Olympus OM-1 (1972) sería el primer modelo "reducido", dirigido al sector profesional. Los grandes fabricantes (Nikon, Canon, Pentax, ...) no tardarían mucho tiempo en reducir el tamaño de sus cámaras SLR, sustituyendo elementos mecánicos por circuitos integrados o modificando la posición de los mecanismos del obturador. Así nacerían las Nikon de la serie FM, las Canon de segunda gama o las Pentax de la serie M/ME.

Canon F-1 HS (1984). Este modelo fue fabricado para los Juegos Olympicos de Los Angeles y es capaz de tomar 14 fotografías por segundo, superando a la Nikon F2 High Speed (1978) que alcanza 10 imágenes por segundo. Imagen cortesía de Christoph Michael

La Olympus OM-2 (1975) presenta un nuevo sistema de medición de luz, al que denomina Off The Film (OTF). En el modo automático, dos células de Sulfuro de Cadmio (CdS), situadas a ambos lados de la montura, capturan la luz que refleja la película. El obturador se cierra cuando el microchip de la cámara detecta que ha entrado suficiente luz. Este sistema fue aplicado también al flash dedicado, Quick Auto 310, que se convirtió en el primer flash TTL de la historia. El nuevo sistema de flash TTL permitía mayor concentración en el encuadre. Ahora es la cámara la que controla el flash de forma automática y se abandonan los flashes manuales que exigen un ajuste fijo de diafragma y objetivo, según la distancia a la que queremos que llegue el destello.

A finales de los 70, aparecerían también los modelos con programa completo de exposición, como la Canon A-1 (1978). Los modelos electrónicos serían aceptados rápidamente por el público amateur y más tarde por el conservador sector profesional, cuando comprobaron las excelencias de las gamas altas: Nikon F3 (1980), Pentax LX (1980), Canon New F-1 (1981), todas con obturador electrónico y mecánico y el rápido sistema de flash TTL.

Las ventas de películas en B/N llevaban unos años cayendo en picado. Las mejoras en la reproducción del color ha popularizado el uso de estas películas, lo que a su vez permite una bajada importante de su precio. El B/N, cada vez más escaso y, en consecuencia, su precio aumenta progresivamente. Las marcas de películas más baratas van desapareciendo, porque son las que compraba el público de masas. Quedan los carretes profesionales. El documentalismo y los reporteros de diarios mantendrán este formato, principalmente porque los periódicos siguen impriendo en B/N. La fotografía de naturaleza, deportes y publicidad se decanta por la diapositiva, que comienza a hacer furor por su excelente calidad de imagen. Los años 70 y 80 serán una buena época para los fabricantes de ampliadoras. Muchos aficionados a la fotografía y amantes del B/N decidieron revelar y ampliar las fotografías en casa, ante el incremento del precio de los carretes y el revelado del B/N.

En la década de los 80, solo algunas marcas mantienen modelos mecánicos en el mercado. Las cámaras SLR japonesas, dotadas de automatismos o programas completos dominan el mercado de la fotografía, tanto a nivel amateur como profesional. Desaparecida la Rolleiflex, el mundo de la publicidad y el estudio fotográfico es heredado por las Hasselblad y la Pentax 67. Al igual que los viejos rockeros, las placas no desapareceran completamente, aunque se mantendran funcionando para trabajos muy exclusivos. Las Contax y las Leica quedan reservadas a los profesionales más sibaritas, aunque era muy frecuente ver un cuerpo Leica M entre el equipo Nikon de un fotorreportero. En esta década, la enorme proliferación de cámaras SLR, de objetivo intercambiable, favoreció también las ventas de los fabricantes independientes de objetivos. Sigma, Tamron, Tokina o Vivitar, actualmente vigentes, se harían muy populares en aquella época por su buena relación calidad/precio.

El sistema autofoco

Desde que el sistema SLR se hizo con el mercado de la fotografía, a principios de los años 60, los ingenieros de las diferentes marcas comenzaron a plantearse la posibilidad de que los objetivos dispusieran de un sistema de enfoque automático. No obstante, habría que esperar 25 años para que este sistema alcanzara el nivel suficiente que permitiera su producción en serie.

Nikkor 80mm f/4.5 AFNikon comenzó a desarrollar un diseño autofoco en 1965, que vería la luz en abril de 1971, en la Photo Expo de Chicago.El Nikkor 80mm f/4.5 AF sorprendió al mundo de la fotografía, pero la sorpresa duraría poco. Esta unidad funcionaba con un sensor fotoeléctrico y un motor servo. Su elevado coste, peso (2.7 Kg) y lento enfoque lo mantuvieron como modelo de prueba y no fue comercializado.

Desde 1960, los ingenieros de Leica trabajaron en un sistema autofoco. De hecho, parece que entre 1960 y 1973, Leica patentó varios sistemas de enfoque automático y finalmente, en la Photokina de 1976, presentó su último sistema autofoco, denominado carrefot. Sin embargo, nunca llegó a fabricarse una cámara con este sistema y parece que tampoco fue vendido a empresa alguna.

El sistema autofoco fue incorporado por primera vez con éxito en la Konica C35 AF, de noviembre de 1977 y fue la compañía de electrónica Honeywell la que desarrolló el sistema Visitronic AF que lleva esta cámara compacta. Un año después, Polaroid incoporporaría su sistema autofoco Sonar en la Polaroid SX-70 Sonar One Step (1978), convirtiéndose en la primera cámara reflex autofoco. Este sistema recibe el nombre de Sonar debido a que la cámara lanza un ultrasonido que rebota en el sujeto e indica la distancia de enfoque correcta. En 1979, la Canon AF35M utilizaba un sistema autofoco diferente, basado en un diodo infrarrojo y un fotoreceptor que calculaban la distancia al sujeto por triangulación.

Implementar sistemas autofoco en objetivos fijos era ya relativamente fácil y las cámaras que disponían de este mecanismo tuvieron grandes exitos de mercado. Otra cosa era incluir el sistema autofoco en objetivos intercambiables. Asahi Optical (Pentax) fue la compañía que produjo en serie, por primera vez, una cámara réflex de objetivo intercambiable, que disponía de sistema autofoco.

La Pentax ME-F (1981-1984) pertenecía a la exitosa serie ME pero había sido modificada para utilizar el SMC Pentax 35-70mm f/2.8, cuyo precio duplicaba al de la cámara. No obstante, esta Pentax podía utilizar todos los objetivos de enfoque manual de la firma japonesa.

Pentax ME-FEl mismo año de la aparición de la Pentax ME-F, Canon sacaba al mercado un objetivo New FD 35-70mm f/4 AF que podía utilizar con cualquiera de sus cámaras refléx. Basado en el FD 35-70mm f/4 manual, esta lente incoporaba el mismo sistema de emisor infrarrojo y fotoreceptor de la citada Canon AF35M. Sin embargo, ni el sistema Pentax ni el Canon ofrecían un enfoque automático razonable y fueron comercializados en contadas ocasiones, ...lo que los convierte en objetos de colección.

Tampoco la Nikon F3AF, de abril de 1983, llegó a alcanzar el éxito deseado. El sistema autofoco de este modelo fue el primero basado en la detección del contraste a través del visor reflex. La cámara fue lanzada al mercado con dos objetivos: un AF 80mm f/2.8S y un AF 200mm f/3.5S, que llevaban el motor de enfoque integrado sus cuerpos. El enorme tamaño del visor de la cámara, que integra la información necesaria para el enfoque automático y la lentitud del sistema no calaría en el público profesional al que iba dirigida.

En solo dos años, el sistema autofoco avanzó sorprendentemente. El motor de enfoque pasaría a la cámara y el objetivo solo incluiría un fino y flexible circuito integrado, encargado de informar sobre la distancia de enfoque y el tipo de objetivo, lo que permitía la integración de programas completos de exposición (P). El año 1985 sería muy productivo. Los fabricantes más punteros sacaron al mercado los primeros modelos autofoco que tendrían éxito comercial: Minolta A7000 (Febrero) y Canon T80 (abril). Al año siguiente aparecería la Nikon f-501 (1986), primer modelo autofoco de Nikon.

En su afán por mantener la compatibilidad entre cámaras y objetivos de enfoque manual, Nikon Corporation mantuvo su montura F, a la que añadió un pasador que conectaba el motor de enfoque de la cámara con el objetivo. Este sistema era algo lento, ruidoso e impreciso en ocasiones, lo que no terminaba de convencer al público profesional.

Por su parte, Canon quería introducir un nuevo sistema de enfoque automático, basado en ultrasonidos. Sin embargo, este sistema exigía sustituir la montura FD por otra diferente, denominada EF, lo que implicaría romper la compatibilidad de los objetivos FD con la nueva gama de cámaras AF. Canon aceptó el reto, a sabiendas de que sus clientes no estarían de acuerdo en un principio. Así surgió el sistema EOS (Electro Optical System), cuyo primer modelo saldría al mercado en 1987: la Canon EOS-650. Con este modelo se presentarían los nuevos objetivos autofoco de la serie EF y surgiría también una fuerte controversia entre los usuarios de Canon, que veían como sus equipos de enfoque manual no eran compatibles con la nueva gama.

La controversia aumentó más si cabe cuando Nikon sacó al mercado su primer modelo profesional autofoco, la Nikon F4 (1988), que mantenía compatibilidad, hasta con los primeros objetivos reflex de 1959. No obstante, El debate abierto entre los usuarios de Canon comenzó a apaciguarse en 1989, cuando se presentó el primer modelo profesional de la firma, la Canon EOS-1(1989), que demostraba que el nuevo sistema ultrasónico era más rápido y fiable que los sistemas utilizados por Nikon o Minolta. Con una rapidez inusitada, los profesionales del deporte y la fotografía de la naturaleza cambiaron sus equipos Nikon por Canon. Después, buena parte de los fotógrafos de prensa harían lo mismo. Canon se colocó a la cabeza del mercado profesional SLR, destronando a Nikon que había reinado en solitario desde 1959.

Mientras la industria japonesa dominaba el mercado profesional y el amateur, ¿que pasaba con las famosas marcas alemanas?. Los fabricantes germanos seguían apostando por la calidad y por la fotografía de retratos fundamentalmente. Sus magníficas cámaras también eran unas carísimas cámaras, que iban acompañadas de equipos igualmente caros y accesorios limitados. Así las cosas, la industria alemana comenzó a desmorononarse ante la negativa de adaptarse a nuevos tiempos y nuevas tendencias. En 1984, Leitz sacaba al mercado la Leica M6 (1984), una magnifica cámara, ...que mantenía la exposición y el enfoque manual, ...a un precio desorbitado. Solo los fotógrafos más pudientes podían hacerse con una de estas unidades, que lógicamente se vendían poco (20000 Leicas M6 en 1988, frente a 2,5 millones de Minoltas). Durante los años siguientes, Leitz tuvo serios problemas de liquidez y necesitó asociarse con otras empresas, hasta que finalmente tuvo que ser rescatada por el gobierno federal alemán. A mediados de los 80, Contax fabricaba sus productos en Japón, en las factorias de Yashica, para conseguir competitividad en el mercado y resistía a duras penas. Rollei, después cerrar su factoria de Singapur, fue adquirida por una empresa británica y recuperada nuevamente por una empresa alemana en 1987. Desgraciadamente, también Rollei agonizaba intentando que sus productos mantuvieran una buena cuota de mercado. Sin embargo, el público siempre ha demandado productos de calidad razonable, a un precio también razonable, así que los fabricantes alemanes se veian abocados al cierre de sus factorias.

la imagen digital A finales de los 80, mientras los usuarios profesionales comenzaban a degustar la tecnología autofoco, los cimientos de la fotografía volvían a sacudirse. Las primeras cámaras digitales salían al mercado. El sensor digital no fue un invento de los 80, su diseño llevaba más de una década de desarrollo, hasta que un producto "razonable" pudo ponerse a la venta. Eugene F. Lally, ingeniero norteamericano fue la primera persona que propuso utilizar una cámara digital en las misiones espaciales de la NASA, en 1962. Las imágenes digitales permitian ser tomadas automáticamente con una alta perioricidad para ayudar a los astronautas a localizar su nave en el espacio (en relación a otros astros) y decidir el mejor lugar de aterrizaje del módulo espacial.

Steve J. SassonEn 1969, la tecnología da un salto de gigante con la invención del CCD. Fueron Willard Boyle y George Smith quienes diseñaron la estructura básica d el primer CCD. En 1970, los laboratorios Bell construyeron la primera video cámara que implementa un CCD como sistema de captura de imágenes.

Steven J. Sasson en 1975 mostrando la primera cámara digital de la historia, fabricada por Kodak.

La primera cámara fotográfica digital registrada fue desarrollada por la la compañía Kodak, que encargó su construcción al ingeniero Steven J. Sasson, en 1975. Esta cámara usaba los entonces nuevos sensores CCD desarrollados por Fairchild Semiconductor en 1973. Aquella primera cámara pesaba 4 kg., y tomaba imágenes en blanco y negro con una resolución de 0.001 megapíxeles. Las imágenes se registraban en una cinta de cassette y se emplearon 23 segundos en capturar la primera imagen digital, en diciembre de 1975. Dado que Kodak no encontró a nadie que tuviera la suficiente paciencia como para hacer reportajes con este artilugio, la cámara quedó en prototipo experimental y nunca salió a la venta.

Cuando todavía el autofoco no había aparecido en el mercado, la tecnología digital experimenta un salto cualitativo con la presentación de la Sony Mavica (Magnetic Video Camera) en agosto de 1981. En realidad se trataba de una cámara de video que dispone de un CCD. No obstante, la cámara no es totalmente digital, ya que produce una señal analógica con una resolución de 570 × 490 pixels en formato NTSC. Para almacenar las imágenes de la Mavica, Sony produjo unos discos (floppy disk) de 3.5 pulgadas, que finalmente se quedaron en el mundo de la informática para sustituir a los discos de 51/4 pulgadas.

En la Photokina de 1984, Canon presentó su primer modelo digital, la Canon RC-701, que fue estrenado en la Olimpiadas de los Ángeles del mismo año. La cámara decepcionaba porque aquel desorbitado precio (nada menos que 27000 $) no parecía compensar la calidad de sus imágenes, en relación a la película de la época. Y es que aquella primera Canon solo alcanzaba una resolución de 0.18 megapixels!!. El otro gran problema con el que se enfrentaban aquellos dispuestos a utilizar la tecnología digital era la ausencia de impresoras con calidad fotográfica. Todo ello hacía que las primeras fotografías digitales fueran malas, caras y poco atractivas. Sin embargo, los profesionales ya vislumbraban una utilidad exclusiva: el envio urgente de imágenes era mucho más rápido con estas cámaras, lo que compensaba su baja calidad. Otros fabricantes de cámaras también vislumbraban que el futuro de la fotografía iba a ser la imagen digital y pronto comenzaron a aparecer otros modelos. En la Photokina de 1985 se presentaron la Fujifilm ES-1 y la Nikon SVC, que nunca llegarían a ver el mercado, debido a su elevado precio. La Canon RC-701 si que lo hizo en 1986 y pasará a la historia como la primera cámara digital que fue comercializada.

Canon apostaba fuerte por el producto digital y perseguía llegar al mercado amateur con sus primeras cámaras digitales. Así nació la Canon RC-251 Xapshot en 1988, que costaba 499 $, solamente la cámara o 999 $ con el equipo completo de disco, software y batería. Aquel mismo año salía a la venta la primera Nikon digital, la QV-1000C, con 0.38 megapixel de resolución y un precio que superaba los 20.000 $. Solo se vendieron 100 cámaras de este modelo.

Hay que pensar que a finales de los 80, los ordenadores personales eran muy escasos, caros y poco potentes. Microsoft tenía en el mercado la versión 2.0 de su famoso Windows, que se instalaba sobre ordenadores de la familia 386. El sector profesional estaba dominado por Apple y su exitoso Macintosh (Mac), que había revolucionado el mundo de la impresión gráfica. La memoria RAM llegaba a 1Mb en los modelos más caros.

En 1990, Adobe saca al mercado la versión 1.0 de Photoshop, entonces solo para Mac. Desde entonces todos disfrutamos de una piel tersa y suave, ..."al menos sobre el papel". Ese mismo año, en la feria Photokina, Kodak presentaba su primer modelo digital reflex. Se trataba de una Nikon F3 modificada para albergar el sensor M1 que Kodak había desarrollado desde 1986. La Kodak DCS-100 ya superaba la barrera del megapixel (1.3 Mp) y saldría al mercado en 1991 por 13.000 $.

Mientras tanto, en el Reino Unido, Sir Timothy John Berners-Lee y su grupo de investigación habían creado el lenguaje HTML (HyperText Markup Language), el protocolo HTTP (HyperText Transfer Protocol) y el sistema de localización de objetos en la web URL (Uniform Resource Locator)...se había creado Internet. En noviembre de 1989 se estableció la primera comunicación entre un cliente y un servidor usando el protocolo HTTP y en 1992 apareció el famoso protocolo World Wide Web, conocido como www. que permitía crear sitios web en casi cualquier país del mundo. El avance de internet era imparable y buscar información comenzaba a ser un problema, así que en 1993 ya apareció el primer buscador web, el NCSA Mosaic, creado por el National Center for Supercomputing Applications (NCSA) de la Universidad de Illinois Urbana-Champaign. Solo un año más tarde, aparecería Netscape, creado a partir del NCSA Mosaic.

Internet se había creado para compartir información, noticias y eventos. Todo aquello necesitaba imágenes. Imágenes que no debían tener una gran calidad, solo se necesitaba que internet fuera gráfico y que la imagen se viera bien en un formato pequeño. No cabe duda de que el tirón de internet fue el catalizador de la fotografía digital que ahora tenía un objetivo claro. La venta de cámaras digitales compactas se dispara. Aunque a mediados de los años 90, la resolución de los sensores alcanza los 3 megapixels, los profesionales de la fotografía mantienen las cámaras de película, cuya definición supera ampliamente aquellos sensores digitales.

Miguel Rios ya lo decía: "Año 2000, llega el año 2000, el milenio traerá...". En las puertas del nuevo milenio, Nikon Corporation sacaba al mercado su Nikon D1, el primer modelo profesional de la firma, que contaba con una resolución de 2.7 megapixels, un sensor tipo APS-C (23.7x15.6mm) y una tasa de disparo de 4.5 imágenes por segundo. Canon contraatacaba dos años más tarde con su EOS 1D y sus 4 megapixels de resolución. A partir del año 2002, las cámaras digitales llevarían sensores que superaban los 6 megapixel de resolución. Las imágenes obtenidas con estas cámaras ya presentaban calidad suficiente para la mayoría de los trabajos profesionales, lo que supondría el abandono de las cámaras fotográficas de película, que pasarían a denominarse cámaras analógicas. De hecho, en el mismo año 2002, la Contax N digital y la Canon EOS 1Ds (11.1 megapixels) ya incorporaban sensores de formato 24x36mm (FX). Mientras el formato 35mm ya supera los 30 megapixels, el formato medio supera los 50 Mp. Las cámaras de película han quedado como objeto de colección, aunque todavía un pequeño grupo de la resistencia cargamos un carrete y nos echamos a la calle.

 
Empresas que fabrican camaras fotograficas 55
IMPACTO AMBIENTAL EMPRESAS DE ARTES GRAFICAS (TIPO DE)
Empresas que fabrican camaras fotograficas 89
Las 8 Mejores Cmaras Rflex Digitales (Para Principiantes)
Empresas que fabrican camaras fotograficas 77
ANTIGEDADES URBANAS : Todos los telfonos de Telefnica II
Empresas que fabrican camaras fotograficas 29
Rzavala: 10 PUNTOS SOBRE MARKETING o MERCADOTECNIA
Empresas que fabrican camaras fotograficas 28
SERVICIOS EN LOS REESTAURANT 2daPARTE. RINCON DEL
Empresas que fabrican camaras fotograficas 81
Empresas que fabrican camaras fotograficas 99
Empresas que fabrican camaras fotograficas 40
Empresas que fabrican camaras fotograficas 59
Empresas que fabrican camaras fotograficas 36
Empresas que fabrican camaras fotograficas 84
Empresas que fabrican camaras fotograficas 42